Sin categoría

Supermamás de carne y hueso

La mejor aventura de mi vida ha sido y es la paternidad. Todos, absolutamente todos los días me sorprendo de los avances de mi hijo, de lo rápido que aprende y, sobre todo, de lo rápido de crece. Y aunque ha sido un trabajo conjunto de pareja, es justo reconocer que sería de otra manera si no fuera por mi esposa, que se ha dedicado de lleno a ser mamá de tiempo completo; ha sido una labor de 7 días a la semana durante las 24 horas del día sin ningún tipo de descanso y hecho 100% con amor.

Resulta curioso que algunos amigos y/o familiares en lugar de brindar apoyo, emiten juicios al respecto que desafortunadamente terminan teniendo un efecto negativo y eso, conjugado con el cansancio y la fatiga asociados a la crianza, hacen que ustedes mamitas se autoflagelen cuando el caos hace presencia porque piensan que todo debe funcionar como un relojito: el hogar debe estar impecable y sin desorden, los niños duermen de tiro toda la noche completa (como Hollywood y algunos especialistas con ínfulas de verdugos nos lo han hecho creer).

Y no, no se trata de mitología ni mucho menos de un cuento de ficción, sino de la realidad:

  • En alguna ocasión en un chat de WhatsApp, a pocos meses de tener a su hijo, una amiga nos dijo que se sentía mediocre y que no podía ser profesional ni podía ser una buena mamá.
  • En varias ocasiones he visto a mi esposa cansada, frustrada y con algunas lágrimas después de una noche en vela y de un día ajetreado.

A pesar de esto, siempre tienen una sonrisa, un cariño y una palabra de aliento. Sinceramente no se de donde sacan las fuerzas que ya no tienen para seguir adelante; lo único de loq ue estoy completamente convencido es que se trata del más puro amor incondicional que las caracteriza y, a su estilo y sin darse cuenta, las hace las mamás perfectas.

Por esto y muchas cosas más, me atrevo a decir que, aunque no lleven capa, son supermamás de carne y hueso.

supermama

Sin categoría

Manejo respetuoso de las rabietas

Y tú ¿cómo enfrentas las rabietas o pataletas de tus hijos?

Lo más fácil es explotar e imponerse, pero el resultado casi siempre es una rabieta mayor.

Lo adecuado, no sencillo, es mirar a tu hijo con EMPATÍA para ayudarle a gestionar sus emociones y expresar lo que le está causando frustración.

Quiéreme cuando menos me lo merezca, porque será cuando más lo necesite”.

Es importante durante los primeros años de la vida de un niño dejarle muy muy claro que siempre estaremos con él, que siempre le querremos y le cuidaremos, aunque a veces no nos guste lo que hace o la manera en la que se comporta. Eso es la base de una personalidad segura, independiente y con una autoestima capaz de soportar altibajos y adversidades.

Aquí algunos tips para el Manejo respetuoso de las rabietas:

 

Sin categoría

El sueño del bebé

despertar_bebe.jpg

Ningún niño se despierta porque quiere, ni para fastidiar.
Todos venimos preparados para despertarnos unas
nueve veces por noche, la única diferencia entre ellos y nosotros es que nosotros ya dominamos esa técnica y ellos no.
Aprenderla es un proceso evolutivo. Déle tiempo a su hijo.

~ Rosa Jové

Sin categoría

Sordera Selectiva

sordera_selectiva.jpg

Cuando se habla de lactancia, todos tienen siempre una humilde opinión que consideran es una verdad absoluta, incluso quienes no han tenido la experiencia de la paternidad, también la tienen y te la hacen saber para que tu corrijas lo que para ellos es un error.

Muchas veces, para intentar conservar la cordura en momentos tan confusos como los primeros días e incluso meses de la maternidad, vas a tener que desarrollar el súper poder de la Sordera Selectiva. Es muy probable que, sin la intención de dañar tu confianza o con la intención de ayudar, personas cercanas te suelten comentarios que podrían generar muchas dudas que te lleven a abandonar la lactancia; es por ello que es tan importante que lleguemos al momento de dar el pecho con la mayor y mejor información posible.

Una de las razones más importantes por las que fracasa la lactancia es por la falta de información y de apoyo y por eso es que justamente, como no venimos de generaciones que puedan transmitirnos buenas experiencias de amamantamiento, debemos empoderarnos con conocimiento, rodearnos de personas que nos apoyen sin criticar y emitir juicios, y lo más importante de todo… escuchar nuestro instinto que es y será el mejor manual de instrucciones para una crianza respetuosa.

Siempre, siempre, siempre, siéntete muy segura de tu capacidad para alimentar a tu bebé.